Legionella

La legionella contamina los circuitos artificiales del agua en concentraciones pequeñas, y en función de las condiciones ambientales se multiplican

shutterstock_146147567 gipuzkoaLa legionelosis es una enfermedad que se produce por inhalación de la bacteria de la legionella. La legionella se reproduce comúnmente en áreas húmedas donde el agua está estancada, como lagos o charcas.
  
Esta acumulación de legionella puede repercutir en sistemas de agua públicos artificiales, como aires acondicionados, sistemas de refrigeración de hospitales, sistemas de riego, fuentes, etc. Para evitar que se produzca una propagación de esta enfermedad es imprescindible un análisis periódico de estas zonas. Por eso nos hemos especializado en legionella para poder dar la mejor y más rápida solución frente a este tipo de casos.
 
En Control de plagas contamos con un equipo profesional experimentado en la desinfección de zonas con legionella. Nos encargamos de analizar el estado de las zonas afectadas y garantizamos la desinfección y el control para que no se vuelva a producir la bacteria. De igual modo, llevamos a cabo tareas preventivas, con el fin de evitar que nuestros clientes se vean afectados por problemas de legionella.
 
Con intención de facilitar a nuestros clientes el proceso de prevención y eliminación de legionella, enumeramos los casos en los que aumentan las posibilidades de producirse esta enfermedad y, si se encuentra en alguna zona con esas características, le invitamos a realizar un análisis preventivo:
 
Temperatura: Las zonas con temperaturas cálidas, comprendidas entre los 20º y los 45º, son propensas para la multiplicación de este tipo de bacterias.
 
Acumulación de Nutrientes: Las bacterias de la legionella se alimentan de las zonas con acumulación de nutrientes, por lo que zonas de lodo, materia orgánica, o materia de corrosión favorecen su crecimiento.
 
Depósitos Biológicos: Si a las zonas de nutrientes le sumamos la aparición de algas, amebas, protozoos, etc. estaremos creando un ambiente idóneo para la propagación de estas bacterias. Además, la presencia de organismos biológicos dificulta su eliminación, puesto que se introduce dentro de esos organismos como método de supervivencia.
 
Incrustaciones calcáreas: Son zonas en las que la legionella se “esconde” ya que las incrustaciones calcáreas fomentan su supervivencia y dificultan la actuación de los desinfectantes.
 
Estancamiento del agua: Los estancamientos de agua, donde la circulación de esta es lenta o carece de corriente, propician la habitabilidad en esa zona para las bacterias de legionella.
 

Contacto

Contáctenos

He leído y acepto el Aviso Legal *